Consejos para elegir un buen Altavoz Bluetooth

post_alblu

Los altavoces Bluetooth son infinitamente más cómodos y prácticos de usar que los que necesitan un cable para funcionar. Esto es un hecho. Con los nuevos estándares de transmisión inalámbrica se ha mejorado mucho en este tipo de conexión entre dispositivos. Ya quedaron para el recuerdo los tiempos en los que la calidad de  sonido que se transmitía con este sistema era muy pobre. En la actualidad puedes disfrutar de un sonido de calidad, en un enorme abanico de altavoces de todo tipo, que se adaptarán como un guante a tus necesidades.

Como no todos los usuarios buscan lo mismo en un altavoz inalámbrico, ni todos los altavoces son iguales, vamos a darte algunas claves para que puedas comprar el altavoz Bluetooth que mejor se adapte a tus necesidades, buscando las funciones más interesantes según el tipo de dispositivo.

Requisitos mínimos para cualquier tipo de altavoz inalámbrico

Más allá de la calidad o potencia de sonido de cada altavoz, de lo cual hablaremos más delante de forma más específica, tus altavoces Bluetooth deben contar con una serie de características que podríamos considerar como básicas y comunes a todos ellos, sean del tipo que sean.

Tal vez el requisito más importante para un altavoz Bluetooth es la compatibilidad con las distintas versiones de este mismo estándar.

La comunicación Bluetooth ha evolucionado con el paso de los años mejorando la calidad de la transmisión de datos, la velocidad y optimizando la energía consumida en ese proceso. Esto ha obligado a crear varias evoluciones del estándar Bluetooth.

Paralelamente a esta compatibilidad con los nuevos estándares Bluetooth, también te resultará interesante que tu sistema de altavoces Bluetooth soporte otros métodos de conexión inalámbrica para ampliar las posibilidades de emparejamiento con todo tipo de dispositivos emisores.

Actualmente están en expansión los sistemas de sonido inalámbrico que utilizan el NFC (Near Field Communication) como alternativa a la conexión Bluetooth, obteniendo resultados igual de brillantes.

Además, debes valorar sistemas inalámbricos implementados por los fabricantes como el AirPlay de Apple que te permitirá crear una red de altavoces inalámbricos en tu casa para controlarlos desde tu Mac, iPhone o iPad o Allshare de Samsung que te permitirá establecer comunicaciones con cualquier dispositivo emisor compatible con DLNA.

Otra característica común en todos los dispositivos Bluetooth deben ser una serie de botones básicos que permitan el rápido ajuste individual del altavoz.

 

Más que conexiones inalámbricas

Además del mencionado soporte para los distintos tipos de conexión inalámbrica, tu altavoz Bluetooth deberá contar con algunas de las conexiones por cable más comunes.

Sí, seguro que te preguntarás que para qué quiero conectar un cable si precisamente lo que busco es evitarlos. Contar con determinadas conexiones aportará versatilidad a tu dispositivo y ampliará sus posibilidades de uso.

Por ejemplo, si tu dispositivo cuenta con una conexión tipo jack de 3,5 mm o un conector USB (o microUSB), podrás reproducir contenido desde un origen que no disponga de conexión Bluetooth como un ordenador de sobremesa o portátil antiguo, etc.

Altavoces Bluetooth portátiles

Antes de comenzar la búsqueda debes tener claro el uso que le vas a dar al altavoz.

No tiene las mismas características ni especificaciones un altavoz diseñado para permanecer fijo en tu casa, que uno pensado para llevarlo encima todo el día.

Si te decantas por un altavoz Bluetooth para tu smartphone o tablet, hay varios aspectos importantes que no debes pasar por alto.

El primero de ellos y más importante es la batería. Para disfrutar de horas de entretenimiento musical, será básico contar con una batería que esté a la altura de tus expectativas.

Lo mínimo exigible es de aproximadamente 8 horas de reproducción ininterrumpida, aunque algunos pueden llegar perfectamente hasta las 15 horas de uso.

Además, es importante buscar información sobre el tiempo de carga de la batería una vez se ha agotado ya que algunos dispositivos pueden tener unos tiempos de carga excesivamente largos.

Otra característica importante que debe tener un altavoz para tu smartphone o tablet es que sea ligero y compacto. Suponemos que no te hará gracia ir todo el día cargando con un ladrillo de 1 kilo en el bolsillo, por lo que su peso y tamaño también será un factor a tener en cuenta a la hora de comprar un altavoz Bluetooth portátil.

Además de las características ya mencionadas resulta básico conocer el alcance de recepción del altavoz. Piensa que, cuanto más alejado esté el altavoz de la fuente de sonido, menor será la recepción y, por lo tanto, perderá calidad de sonido.

Lo habitual para este tipo de dispositivos está entre 15 y 20 metros, si la distancia es inferior tendrás que estar siempre cerca del altavoz para que se escuche con una cierta calidad y puede ser un lastre para esa portabilidad requerida.

Altavoz y manos libres

Algunos altavoces Bluetooth portátiles incorporan un micrófono que te permitirá utilizarlo como manos libres. Algo muy útil ya que utilizan el vínculo ya creado entre tu smartphone y el altavoz para atender cómodamente tus llamadas sin tener que apagar la música o sacar tu smartphone del bolsillo.

Cuando recibas una llamada, se activará la pausa del reproductor de tu smartphone o tablet y emitirá el tono de llamada por el altavoz. Cuando termines la conversación y finalice la llamada, volverá a reproducir la música en el punto exacto donde se detuvo antes de la llamada.

Sonido al aire libre

Dada la naturaleza portátil de algunos altavoces Bluetooth, deben contar con una serie de características que garanticen su protección frente a golpes o salpicaduras.

Esto te dará mayor tranquilidad a la hora de llevar tu altavoz ya que será inevitable que, con el uso en el exterior, sufra alguna pequeña caída o golpe, se vea expuesto a la humedad del césped del parque o al calor de una tarde de verano.

La utilización de carcasas fabricadas con materiales aislantes y el correcto sellado de los botones y altavoces garantizarán que puedas disfrutar de tu altavoz Bluetooth portátil durante mucho tiempo.

Sonido escalable

La escalabilidad es una característica muy poco habitual entre los altavoces inalámbricos portátiles, pero resulta muy útil en determinadas ocasiones y te alegrará que tu altavoz cuente con esta función.

Algunos altavoces Bluetooth permiten conectarse entre ellos, además de hacerlo con el dispositivo que emite el sonido. Esto, por ejemplo, te permitirá unir tu altavoz con el de tu amigo y crear rápidamente un sistema de sonido 2.0 con el que se mejorará sustancialmente la experiencia sonora, o podrás extender la cobertura del sonido para cubrir más área. Ideal para fiestas o reuniones improvisadas.

Altavoces Bluetooth de Alta Fidelidad

No todos los altavoces Bluetooth están diseñados para ser portátiles. De hecho, la mejora de la calidad en la transmisión de datos por Bluetooth ha creado un nuevo mercado de altavoces Bluetooth de alta fidelidad que son capaces de reproducir un sonido nítido y con potencia suficiente para satisfacer a los oídos más sibaritas.

Disfrutar de un sistema de sonido de cine en casa no tiene que ir acompañado de una maraña de cables esparcidos por todo el salón. Gracias a los sistemas de cine en casa Bluetooth podrás disfrutar de la mayoría de las versiones del sonido Dolby desde barras de sonido que podrás sincronizar con tu TV o sistemas inalámbricos de sonido 5.1 y 7.1 sin tropezar con ningún cable.

Pero el sonido inalámbrico de calidad no se limita a los equipos Home Cinema, también dispones de torres de sonido o sistemas de altavoces 2.0 o 2.1 que podrás utilizar conectándolos a tus equipos de audio como los altavoces tradicionales, pero que, de forma independiente, permiten reproducir sonido procedente de dispositivos Bluetooth.

Calidad y potencia de los altavoces Bluetooth

Los términos de potencia son los equivalentes a cualquier tipo de altavoz y viene condicionada por el uso que se le vaya a dar al dispositivo.

En líneas generales, lo ideal es que sean capaces de reproducir todo el rango de frecuencias que el ser humano puede percibir. Este rango es el comprendido entre los 20 Hz de las frecuencias de graves y los 20.000 Hz (o 20 KHz) de los agudos.

Es decir, que si un altavoz es capaz de cubrir todo el rango de frecuencias podrá reproducir un sonido con más matices y más fiel a la realidad. Si este rango se reduce por la parte baja, el altavoz no será capaz de ofrecer unos graves profundos. Si lo hace por la parte alta, no se apreciarán los tonos más agudos. Los fabricantes son conscientes de estas limitaciones, por eso han diseñado dispositivos portátiles capaces de integrar hasta 3 tipos de altavoces o “drivers” que reproducen rangos de frecuencias diferentes y todo ello en un tamaño compacto que podrías llevar en un bolsillo.

Aun contando con las limitaciones aplicables al tamaño, es recomendable que el altavoz elegido cuente con una presión de sonora de como mínimo 80 dB.

Además, procura probar siempre los altavoces antes de comprarlos. Por muy buenas especificaciones que tenga un altavoz, al final lo que realmente cuenta es que el tipo de sonido que produce te resulte agradable y, dado que esa es una percepción subjetiva de cada persona, tú tendrás la última palabra.